La Habitación

Dentro de una habitación fría con aroma a soledad se encuentra la silueta de una persona, esta escribe mientras la luz de su monitor ilumina con suavidad su rostro, el cual refleja todo lo que cada palabra siente. Afuera llueve y se escucha como la voz imponente de las nubes se hace presente y rompe con el silencio en un instante dejando a su paso de nuevo solo el sonido de la lluvia acariciando cada objeto que toca.

Dentro de la habitación, solo se encuentra esa silueta, la cual pertenece al joven escritor, y a ella la acompañan los múltiples sentimientos que este expele; casi pueden verse como salen y comienzan a sobre volar su ser como aves de rapiña ante su presa muerta. La lluvia cesa, y el silencio absoluto se apodera por completo de todo a su paso. Esto convierte aun mas fría esta habitación; la soledad se intensifica a tal magnitud que se puede sentir su peso sobre los hombros de aquel que escribe con tanto afán.

Dentro de él existe una puerta que conecta su mente con sus sentimientos. Al pasar estos por la puerta, cada sentimiento sufre una metamorfosis de lo que eran a lo que son, estos cambian y se convierten en palabras y frases que dan vida a un papel en un blanco absoluto. 
Un perro expresa su soledad e inconformidad levantando su voz a la luna que comienza a gobernar el cielo oscuro; al escuchar esto nuestro escritor interpreta y se da cuenta de la tristeza que comparte con es animal. Hace una corta pausa inclina su mirada, lleva su mano derecha a sus anteojos, los quita sin rapidez alguna de su rostro y luego restriega su mirada con sus manos para aclarar le que ve; pero no lo que ve con sus ojos sino lo que ve mas allá de ellos, tratando de aclarar sus palabras para que sean lo mas puras y sinceras.

Pero en esa misma habitación se hace presente la sombra de un recuerdo. Un recuerdo que tiene aroma, forma, nombre y trae con él emociones y sentimientos que nadie quisiera volver a vivir; pero la sombra coloca sus manos suaves y delicadas sobre los hombros de nuestro escritor. En un instante semejante al de un parpadeo, un escalofrío empieza en sus hombros y comienza a esparcirse en todo su cuerpo como si tratara de una plaga, llegando y acumulándose en su corazón. 

Se levanta, sonríe viendo a la nada y luego sale de él una leve risa. Se sienta de nuevo y sigue escribiendo, dándose cuenta de que mientras lo hace escribe su propia historia. Mientras él escribe la habitación fría con aroma a soledad comienza un proceso de transformación, de lo que fue a lo que el escritor desea que esta fuese. Mientras eso pasa, todo comienza a nacer de nuevo, todo cambia dentro de esta habitación.

Licencia de Creative Commons
"La Habitación" by Jorge Mario Aldana (jorgema) is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en inklins jorgema.
Permissions beyond the scope of this license may be available at jorgemadesign@gmail.com.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)