Historias entre otra historia (Historia No. 4)

Historia Cuatro

… y estaba sentado, viento por mi telescopio. Miraba las estrellas y algunos planetas, pero en un momento en el que el destino y causalidad se apoderaron de mis decisiones y mi razón, gire el telescopio en dirección de la luna. mientras apreciaba tan bella obra de la naturaleza, algo, algo despertó mi curiosidad algo se movía en el cielo, entre la luna y yo. Enfoque el objeto en movimiento, este se movía sutilmente, como si bailara en el cielo, cuando logre enfocarlo, el objeto tomo forma femenina. No podía creer lo que mis ojos veían, era un hermoso ser, era como un ángel; mi corazón se detuvo por un instante, y luego volvió a latir y con él volví a la vida, ese ser hermoso había capturado mi corazón con sólo verla. 
No podía quitar mis ojos del telescopio, y en un abrir y cerrar de ojos, ocurrió lo inesperado, ella me volteo a ver y sonrío. Yo me asuste, quite mi ojo del telescopio, comencé a caminar hacia atrás, tropezando y cayendo al suelo. el ser comenzó a flotar en dirección de mi ventana rápidamente, parpadee tres veces y en el ultimo parpadeo, al abrir mis ojos ella estaba atravesando por mi ventana. Delicadamente coloco sus pies en el suelo frío de mi habitación, sonrío y se inclino hacia donde yo estaba tirado en el suelo, su rostro quedo frente al mío, muy cerca y me dijo: — "Creo que esto te pertenece a ti ahora" — toco mi barbilla muy delicadamente con la punta de sus dedos, acerco sus labios a los míos, y me beso como nadie en esta vida lo había hecho, al terminar de besarme alejo delicadamente sus labios de los míos, llevándose en ellos mi alma y mis suspiros. Sin dejar de tocar mi rostro y no alejándose demasiado, me sonríe y me dice: — "Tú también te robaste mi corazón al verme" — se pone de pie, y sublimemente, flota hasta la ventana, se da la vuelta y extiende su mano, yo sin pensarlo dos veces, me pongo de pie, tomo su mano y los dos salimos de mi habitación.
Desde esa noche, ese hermoso ser, el ángel de la luna, visita mi habitación para ser felices juntos, sonreír al vernos a los ojos, besarnos como si fuera la primera vez y decirnos con susurros al oído que nos amamos…      
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)