Historias entre otra Historia (Historia No. 5)


… todo empezó en un sueño, yo esta en el y tú también. Sabes, caminábamos por el parque, nos sentamos bajo un árbol, me tomaste de la mano y me viste. Me viste con esos hermosos ojos llenos de misterio. Tu mirada paralizo mi alma con un solo parpadeo. Luego tu mirada cambio, se volvió tan penetrante, que pude sentir como mi alma se desnudaba por completo ante tu mirada, quedando al descubierto cada uno de mis profundos secretos y miedos. Tus ojos color esmeralda tocaron tan profundo dentro de mi, que tuve miedo de que te decepcionarás por completo mi.
Pero, tu mirada cambio nuevamente, me viste con ternura y amor, como nadie lo había hecho jamas, sonreíste con tanta dulzura, que no pude evitar contagiarme de tu sonrisa. Sonreí, como un loco enamorado, te vi con tanto sentimiento que casi se escucharon las palabras que pensaba en se instante.
Te acerque a mi muy dulcemente, te bese en la frente y no dije nada; nos vimos nuevamente y me perdí en tu mirada, viendo ese verde lleno de vida en tus ojos. No se pronuncio palabra alguna durante este sueño, pero nos dijimos todo lo que sentíamos, sin dejar nada oculto dentro de nosotros…
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)