Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2014

Es tan hermosa

La vida es tan hermosa, que esta hecha de instantes tan simples y hermosos, de momentos llenos de casualidades, causalidades y serendipias perfectas; que es imposible no querer vivir por siempre.
El problema esta cuando nosotros mismos nos segamos, y nos privamos de ver todo esto.

Pedazo de instante

Es aquí, en este pedazo de instante, donde miro al vacío y me dejo seducir por su frialdad. Dejando que me llene de su estruendoso silencio y su infinita mortalidad, que me lleve hasta las fronteras de la realidad, y me sumerja en la agonía de una felicidad.
Es en este pedazo de instante, donde dejo de ser quien soy, y me convierto en ese ser que nació en el lado oscuro de la luna. Revelándome contra lo que es por costumbre y miedo, y gritándole a la cara a esa estructura preestablecida de lo que el mundo quiere de mi.
Es aquí, en este pedazo de instante, donde la noche es mi amante y logro escuchar la sinfonía que producen nuestras caricias, mientras nos tocamos el alma y besamos nuestra sombra hasta que el aire se vuelve embriagador y sublime.
Es en este instante, donde escribo lo vivo, vivo lo que sueño, y sueño lo que escribo.

Propios y ajenos

El ser humano es el único asesino y verdugo de sentimientos, tanto de propios como de ajenos. Pero también tiene la habilidad de curar, restaurar, cuidar, proteger y resucitar sentimientos; tanto los propios, como los ajenos.

Volar, y ser libre

Solo quiero extender mis alas y volar, volar a ese lugar donde la nada y el todo se rozan la piel; donde mi mente pueda ser libre y mi corazón el motor de un universo completo.
Solo quiero volar y perderme entre mis mas profundos sueños utópicos, y mis versos mas románticos.
Si, es todo lo que quiero esta noche de lluvia, esta noche de lejanía entre mi cuerpo y mi mente, esta noche sumergida en epifanías sin fin.
Solo quiero volar, y ser libre.

El centro de nuestro universo

Ven acompáñame esta noche, a ese lugar donde la piel del sol es tan cálida, como un abrazo lleno de ternura; y el rostro de la luna siempre está sonriendo.Donde el viento siempre es una caricia sutil, provocada por un suspiro de amor, y la lluvia es la compañía perfecta en un caminar por el campo. Ven, y fuguémonos a ese lugar, donde las estrellas serán nuestras cómplices, y cada sonrisa dará inicio al crepúsculo de un nuevo día. Ahí donde tú y yo, somos y seremos el centro de nuestro universo de amor.

En lo profundo de una mirada

Lo incomprensible del amor, lo doloroso de un romance, la agonía de un sentimiento y los desvelos de un recuerdo; es lo que a muchos en silencio nos aqueja en el alma, y se nos refleja en lo profundo de nuestra mirada.

Antes de dormir

Conversemos antes de dormir.Hablemos de tesoros en la Luna y de océanos en Marte. Después, de como las sirenas se esconden detrás de las estrellas, y finalicemos con las ballenas interestelares, y como en esta época del año se ven desde nuestra ventana. Y mientras nuestros ojos se van cerrando poco a poco, y nos abrazamos tiernamente, hablemos entre susurros de vivir en la estrella mas lejana, donde se pueden ver todos los sueños que han emigrado a las galaxias, y de como les daremos un hogar en nuestro corazón. Y luego, durmamos sonriendo, y siendo felices.

Como quisimos alguna vez

Palabras marchitas y sentimientos al borde del colapso; sueños agonizantes y anhelos que sufre al caer el alba. Versos que han perdido su camino y han dejado de respirar, que han caído en la oscuridad y el dolor de un atardecer.
Poemas que ya no hablan de eso que queremos, sino que hablan de lo que tuvimos, y aún necesitamos. Que lloran entre lineas y están a medio vivir; entre el umbral de lo incierto y desconocido.
Todo, todo por el silencio de una ausencia, una ausencia de eso medular y vital en nuestras vidas. Silencios distantes que separan los corazones, y asesinan lo poco de humanidad que queda en ellos; pero que aún mal heridos y rotos, creían que todo pidona ser diferente.
Silencios que hacen extrañar, que hacen querer desaparecer y volver a nacer; con la esperanza que todo pueda ser, como quisimos alguna vez.

De letras y palabras

Estoy hecho de letras y palabras. Soy adicto a la literatura, dependiente de los versos, soñador de sonetos; por mis venas corre tinta y mi piel, se siente como las hojas de un libro, que se ha leído por mas de treinta y dos años.
Y tú amada mía, eres la musa que alimenta mis letras y hace existir a mis palabras. Tú haces latir mi corazón de poeta, y eres quien le da vida a mi alma de escritor.