Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

Cambiante y la misma

Tú, mi bella dama de luna, tú eres tan luz y oscuridad, eres misterio y revelación. Eres tan dulce y tierna, como intensa y pasional. Eres tan coherente y serena, como la representación de la locura y espontaneidad. Tú amor, eres cambiante y la misma, eres paz y tormenta, eres tú; eres perfecta.

Fragmentos del alma

Mi alma esta hecha de amor y desamor, de lagrimas y sonrisas, de furia y tranquilidad.Mi alma esta hecha de fe y locura, de imaginación y coherencia, de irrealidades y de un sublime caos. Mi alma esta hecha de sucesos, de historias, de sueños, y de cada suspiro que se ha negado a ver la luz del sol. Mi alma esta hecha de ti, de mi, de cada ser que a tocado mi vida, y a la vez, de nada. Mi alma esta hecha de fragmentos, fragmentos de melodías, recuerdos, poemas y caricias; esta hecha de palabras infinitas y de tinta interminable que quieren contar la historia de cada fragmento de mi alma.

Aún sin tocarte

Hoy quiero escribirte a ti, a ti mi musa de luna, a quien solo siento y aún no conozco.
A ti, que te sueño aún con lo ojos abiertos y te vivo con los ojos cerrados. A ti, que al igual que a mi, esperas nuestro encuentro así como se espera la lluvia en verano. A ti, que eres y serás todo lo que mi corazón, mente, y cuerpo necesitaran para sentirme vivo cada día. A ti, mi musa de luna, a ti quiero decirte que «te amo», aún sin ni siquiera haberte tocado.

Dos mundos

Dos mundos tan distintos, dejándose llevar por fuerzas ajenas a ellos mismos, pero sabiendo que son los lazos de un destino y un lugar eterno en si mismos.
Dos seres que juntos cruzan fronteras desconocidas; donde los colores y los trazos se acarician con la poesía, y el arte emerge de la fusión de dos almas que respiran la pasión y la locura de la vida.
Dos universos transigentes llenos de innumerables sentimientos, que al encontrarse forman equinoccios y solsticios en un suspiro; esperando a que cada día comience y termine en los brazos del otro.
Dos mundos tan distintos, dos seres tan complejos y dos universos tan singulares que a pesar de sus lejanías, nacieron solo con un objetivo, ser uno y pertenecerse por siempre.

Viajes al horizonte

Viajes inmersos en una suave y cálida bruma, donde lo incierto colisiona con lo desconocido, y la verdad es el único camino a recorrer.
Viajes en mis adentros, viajes fuera de mi; pensamientos fugaces y acciones llenas de vigor e intenciones de un futuro lleno de luz.
Viajes con dirección al horizonte infinito, hacia donde los sueños convergen y se vuelven en una realidad absoluta.
Viajes conmigo mismo, viajes con la memoria de lo que fue; viajes, con el anhelo de lo que puede llegar a ser.

Dejemos volar

Oh amor mío, dejemos volar nuestra imaginación y cada uno de nuestros mas profundos sueños y veamos, a donde estos nos quieren guiar.
Escribamos juntos poesía en el viento, para que la prosa surque los cielos y caiga verso a verso junto con la suave brisa de verano.
Cantemos sentados en la arena, justo frente al mar, para que este se lleve nuestra voz a costas desconocidas y amanezca junto con el sol cada mañana.
Acariciemos la lluvia con todo nuestro ser, dejándonos estremecer por cada gota que caiga en nuestra piel; así al caer el agua a la tierra, esta haga crecer los frutos de nuestro corazón.
Sintamos juntos cada color que esta nuestro al rededor y pintemos en cada nube lo que nuestros labios nos hacen sentir y lo que pensamos en cada suspiro y respiro al vivir.
Saltemos de sueño en sueño, hasta llegar a la misma luna; construyamos un hogar donde la oscuridad es total y permitámosle a nuestras caricias que iluminen nuestra vida y cada rincón de ese lugar.
Oh amor mío, ven y dejemos vol…

Entre el infinito y la realidad

El amor es trascendente, y traspasa los limites de lo posible.Cada momento de existencia se limita solo entre el infinito y la realidad. Cada instante de tiempo se extiende entre la eternidad y lo inimaginable. Cada suspiro de vida, se mide, según la capacidad de soñar y ver mas allá de lo que los ojos perciben.
Porque cada fragmento de presencia objetiva, se determina y se expande hasta los confines de lo interminable, cuando entendemos que vivir es amar, y amar es estar en los brazos de quien amas, y que ahí no existe tiempo ni lugar. Pues el amor, es trascendental.