Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

Amor, amor mío

Amor, amor mío, que aún en la distancia te siento tan presente, que aún en la lejanía te siento justo ahí donde se une mi alma y mi ser.
Amor mío, te amo con cordura y locura, con pasión y dulzura; ignorando adrede los kilómetros y el tiempo que emergen entre los dos, pero que se desvanecen al solo escuchar tu voz.
Amor mío, amor confuso y tan real; que así como un poema de Neruda, has capturado mi alma, mi corazón y mi mente con solo leerte un instante.
Amor mío, tú que me llevas ha meditar en el por qué los seres humanos no podemos remontar el vuelo cuando el corazón lo pide a gritos, o por qué no puedo entrar en mi ropero y aparecer en tu habitación.
Amor mío, nunca antes sentí un romance tan de mi propiedad, tan profundo en mi corazón, tan metido en mi mente y tan inmerso en mis sueños.
Amor, amor mío, lo que siento por ti superó todo lo que he escrito o podré llegar a escribir. Es por eso que hoy me atrevo a decirte, AMOR, AMOR MÍO.

Ese mismo día

Estoy seguro que algún día te acordaras de mi,
y ese día entenderás que te amé
como nadie mas lo hará en esta vida;
y entonces, te enamorarás como yo me enamoré de ti,
perdidamente y en un instante.

Pero ese mismo día yo ya te habré olvidado,
porque comprendí que tú nunca me amaste de verdad.
Y entonces, todo será como es en este preciso momento;
solo será un dulce romance bañado en tragedia,
donde alguien ama con todo su corazón
y el otro, no siente nada.

Desperté

Hoy desperté en medio de un universo de sentimientos. Uno donde tu nombre es el centro de todo. Uno que comparto contigo y nadie más.
Desperté creyendo que somos una misma historia que comenzó en dos puntos diferentes, pero que ha de terminar en los brazos del otro.
Hoy desperté convencido que lo que siento por ti es amor puro, amor verdadero. Que te amare aun mas allá de la misma eternidad.
Hoy amor mío, desperté amándote, con el alma, com mi mente, mis palabras y vida completa.
Desperté entendiendo todo esto, y comprendiendo que lo que siento hoy no se comparará con lo que sentiré mañana, al despertar junto a ti.

Solo quería / Te amé

Sabes, realmente te amé. Así como se ama cuando es un sentimiento verdadero, así como esos personajes de literatura. No importando el lugar o el tiempo, la situación o la oposición; no importando el sufrimiento o la agonía ni la dificultad o la tempestad que se tenga que cursar para amar. Solo quería amarte como nadie lo hizo o nadie lo hará. Amarte de verdad.
Y sí, así te amé.

Si pudiera

Si a esos suspiros de amor que salen de mi alma, les tuviera que poner un nombre para que estos se convirtieran en una realidad concreta, palpable e inmediata; les pondría el tuyo sin dudarlo dos veces, así podría tenerte aquí junto a mi en este instante, en este preciso momento que te extraño y te necesito tanto.

No existe

Contigo, no existe la distancia o el tiempo. Porque por alguna razón mágica y mística, te siento junto a mi en este preciso instante y en este lejano lugar.
Contigo, no existe el frío o el dolor. Porque por alguna razón mas allá de la lógica, al tenerte a mi lado me siento inmortal  y con fuego en mi corazón.
Contigo, no existe el día o la noche. Porque por alguna razón surreal e inimaginable, al estar contigo la oscuridad se llena de luz y puedo soñar aún estando despierto.
Contigo mi amor de literatura, no existe la normalidad o lo cotidiano. Porque contigo todo es ilógicamente perfecto, y locamente sublime. 

Adicto a ti

Me he vuelto adicto a tus besos, dependiente de tus caricias, vulnerable ante tu voz, frágil ante tu mirada, y un romántico locamente enamorado de ti. Y todo eso, es solo culpa tuya, mi dulce amor de literatura.

Una Batalla

El sol entró por mi ventana, y no solo tocó mi piel sino que llegó hasta mi alma, haciendo que me levantara con determinación y valor. Me puse en pie, me coloqué mi armadura y empuñé mi espada; abrí la puerta de mi casa y corrí con gran gallardía al campo de batalla.
Hoy es el día en que enfrentaré mis demonios y les daré muerte de una vez por todas. Dejaré a tras todos mis miedos y todo aquello que me hace retroceder; porque quiero ser feliz, volver a ser el que fui algún día, antes que pasara todo esto dentro de mi.
Hoy comienza mi batalla interna, y prometo ante el cielo y la tierra como mis fieles testigos, que saldré victorioso, no importa lo que tenga que hacer para lograrlo. Pero hoy, será el día en que todo acabe y vuelva a comenzar dentro de mi.

Creo en cada uno de ellos

Creo que no hay nada mas hermoso que sentir ese “somos el uno para el otro”, que no hay nada mas extraordinario que pensar en ese "nuestro amor es eterno", que no hay nada mas especial que entender ese "mi vida no será vida sin ti", que no hay nada mas increíble que soñar con ese "vivir juntos por siempre", y que no hay nada mas sublime que creer en ese "eres el amor de mi vida". Y creo en cada uno de ellos, porque los encontré el mismo día que te conocí.