Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Visiones de amor

Visiones que llegan a mi en un parpadeo, pero se sienten como vidas enteras.
Visiones de un futuro que me dejan congelada el alma y que me llevan hasta la infinidad del cosmos.
Visiones de un instante que no es, pero que la mente se empeña en hacerme sentir y creer.
Visiones de ese momento donde la amalgama entre la verdad y el destino se fusiona con la realidad y la piel de un ser lunar.
Visiones de ese presente que se encuentra lejano, pero que es visible para mi corazón y sensible para cada sentimiento que ha nacido de esos encuentros soñados.
Visiones de nuestra cercanía inevitable, esa que siempre ha estado destinada a ser.
Visiones de ti, visiones de mi.

Cada vez que te veo

¿Cuándo fue la ultima vez que tu piel se erizo tanto que te falto el aire y sonreíste plenamente?
Porque a mi me pasa exactamente eso, cada vez que te veo a los ojos.

Un amor de mil vidas

Aquí estoy, con un suspiro a medio corazón, entendiendo que he vivido este amor contigo en mas de una ocasión, que nuestros vigilantes perpetuos, el sol y la luna, han sido los fieles testigos de este romance de mas de mil vidas.
Y aquí estoy, perdiéndome entre sueños diurnos, comprendiendo que nos hemos encontrado una y otra vez durante el transcurso de la historia, para así, enamorarnos y ser felices de nuevo; que nuestros labios y nuestra piel se reconocen de inmediato con un solo roce, y que la memoria de nuestro amor eterno regresa nosotros, con un solo abrazo.
Porque aquí estoy, con el alma en mi piel y la memoria en mi corazón, aceptando que lo que sentimos ha existido y existirá por siempre, que este amor es mas fuerte que la muerte y la vida misma, y que va mas allá de lo que éramos, somos y seremos; pues este amor, es la fuerza que nos hace revivir una y otra vez.
Sí, aquí estoy, envuelto en la sabia oscuridad de mi habitación, dando por hecho este entendimiento romántico que v…

Silenciosa y llena de misterio

Esta noche silenciosa y llena de misterio,
se ha hecho el centro de mi universo;
el clima se vuelve un personaje central
en cada una de mis emociones,
siendo estos un vaticinio de ese sueño recurrente.

Abrí ese portal a la realidad,
el viento golpeó mi rostro
y el aroma a lluvia inundó mi alma,
recordándome la fragilidad de un momento
y fortaleza de un recuerdo.

Los truenos a la distancia
cuentan a gritos la historia de una tormenta.
Una que será la protagonista perfecta
de esta noche solitaria y llena de misterio.

El frío abraza mi cuerpo,
la bruma esconde todo a mi alrededor;
y ahí, en medio de un instante externo,
la noche se vuelve la amante perfecta
y la musa añorada por mis palabras.

Todo cambia en medio de esa oscuridad
mientras la lluvia hace acto de presencia
y cada relámpago y trueno,
se señorean en el cielo y la tierra.

Y luego de la tempestad,
el silencio y el misterio
regresan a la fragilidad del ambiente;
y yo, quedo preso de ella, la noche,
y de mis recuerdos ensordecedores.

Historias entre otra historia (Historia No. 7)

La noche y el silencio de la oscuridad eran los acompañantes perfectos de dos jóvenes que se habían encontrado uno al otro; pero ellos aún, en ese instante de vida, no comprendían que ese encuentro sería el desenlace de una historia predestinada.

Cada uno se encontraba en su habitación con el teléfono pegado al alma, separados por la distancia, pero unidos por esa causalidad que los tenía conversando en ese preciso instante y lugar. Entre ellos fluían las palabras de forma tan natural, que se podía sentir una confianza total y una felicidad plena entre ambos. Y mientras la conversación crecía de una forma casi mágica y sublime «ELLA» dijo algo que a «ÉL» le tocó cada fibra de su alma, revelando eso que el destino ya tenía preparado.

Ella, con dulzura dijo:

— Sabes, soy un libro lleno de historias. —
Al escuchar esto, a Él se le paralizó el corazón, pero al mismo tiempo le dio su alma cobro vida; entonces, luego de un suspiro, respondió:

— Por favor, no digas que eres un libro lleno de h…

Tu ausencia

Esta noche no carece de palabras para escribir un poema; lo que le hace falta a mis poemas para cobrar vida, es el perfume de tu piel, el calor de tu cuerpo y esa energía vital que le das a mi corazón a través de tus besos.

La puerta

Quiero ser la puerta que cruces para descubrir el amor. Ese que es tan romántico como pasional, tan tierno como intenso, tan racional como ilógico; tan confuso y complejo, pero tan vital como el aire que respiras.

Quiero ser la puerta que cruces para encontrarte con el amor. Ese que es el responsable de suspiros y sonrisas sin previo aviso, de sueños reales y realidades de ensueño, de convertir todo en poesía y en historias llenas de dulzura; pero al mismo tiempo ese que es el causante de miedos y temores que refuerzan la veracidad de lo que sientes.

Quiero ser esa puerta que te lleve, te enseñe, te demuestre y compruebe que es en verdad el amar. Y así, puedas experimentar cómo se siente, cómo se percibe y se ve; cómo florece, evoluciona y se mantiene. Cómo este logra ser mas de lo que siempre pensamos y menos de lo que podemos demostrar, pues se vuelve complejo e imposible demostrarlo en una sola vida.

Ese es mi deseo, ser esa puerta, esa entrada a una vida diferente, una vida plena y l…

Eterno nosotros

Lo que siento por ti no lo puede definir el tiempo o lo racional, esto trasciende mas allá de la lógica y la imaginación, del ahora, de lo que fue o de lo que puede llegar a ser; pues contigo todo parece un déjà vu infinito.

Es por eso que he soñado nuestro encuentro mucho antes de conocerte, y he sentido tus besos antes de probar lo dulce de tus labios. He imaginado como serían tus ojos aún antes de perderme en tu mirada, y te he querido desde siempre aún sin saber que existías.

Porque lo que siento por ti siempre ha estado en mi aguardando tu llegada y esperando el roce de tu piel para explotar en amor; lo que siento por ti es real e inmortal, único y verdadero, y solo te a pertenecido a ti, y a este eterno nosotros.

Amor silencioso

Hoy te amaré en silencio y desde el rincón mas oscuro y profundo de mi alma.
Te amaré sin pronunciar palabra o verso romántico alguno, y anestesiaré cada sentimiento genuino que provocas en mi.
Te amaré entre la bruma fría de un secreto, y confinaré a un calabozo húmedo y sucio cada suspiro que mi alma genere a causa tuya.
Te seguiré amando con la misma intensidad, fuerza y verdad que sentí desde la primera vez que te vi; pero decidí que este amor que siento no volverá a ver la luz del sol de nuevo.
Hoy comenzaré a amarte en silencio, en secreto y desde la oscuridad, pues este amor esclavo del anonimato, esta destinado a solo ser lo que nunca será.

Amémonos (por siempre)

Amémonos hasta que el viento se vuelva hielo y el sol se apague por completo.
Amémonos hasta que las estrellas se vuelvan una y nuestras almas regresen a la luna.
Amémonos hasta que el fuego de la vida se apague y el tiempo se extinga en cada rincón del espacio.