Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Confesiones

Confieso que he vivido, que he caminado este camino que antes fue mío y que ahora no se si algún día lo fue. Que he conocido el amor y su agonía destructora que aqueja el alma y te priva de todo. Que he visto la muerte venir a mi, la he sentido como se roba el oxígeno de mi existencia, dejándome vulnerable ante la ironía de la vida.

Confieso que he sido feliz al punto de segar mis recuerdos con sabor a amargura, tan feliz que duermo entre la esperanza y la bondad de un nuevo amanecer. Que sueño despierto y me lleno de ilusiones. Que mi corazón parece el de un niño que no conoce el mundo real y que creo que todo lo que leo en mis libros, y cada letra es verdad en algún lugar de este mundo.

Confieso que cuesta creer que el amor verdadero halla perecido por el conformismo y la rutina del modernismo, sigo creyendo en el amor que Neruda, Benedetti y Mistral relataron entre letras y suspiros. Que solo creo en el presente, en ese que vivimos y que muere cada segundo; es ese que fue y solo reco…

Extrañar

Extrañas por que añoras, y solo añoras lo que quieres con todo tu corazón. Extrañar es eso, añorar lo que el corazón tuvo y quiere de nuevo, es recordar con emoción lo que ahora esta ausente. Es esa privación de lo perdido o de lo que devenimos tener, es ese sentimiento que te hace necesitar lo que tuviste en el presente que paso. Es anhelar que ese instante perfecto regrese a nosotros, y así poder sentirnos amados y queridos. Para ser felices de nuevo en este presente inmediato, para volver a sentirnos vivos de verdad.

Flor de Luna

Flor que emerges a la vida bajo la luz de luna, que me envuelves con tu hermosa y tu delicadeza. Flor que asemejas las caricias de la luna en tus pétalos, que inquietas mi mente con tu rareza incomparable. Flor que imitas el misterio de una noche de verano y me haces soñar contigo al instante en que cierro mis ojos. Flor que tomas vida al pronunciar tu nombre y tu aroma me abraza de forma única e incomparable.

Tú, flor de luna, ángel terrenal, que iluminas sin tener la intención este corazón, que haces que florezcan sentimientos y crezcan sueños de verano. Flor de luna plateada, tú que me haces suspirar y creer en la primavera en medio del invierno, que dicha poder tenerte cada noche en mis sueños fugases y eternos.


Flor de luna, que te mueves delicadamente en el viento, creando una atmósfera de embrujo inevitable, el cual me hace admirarte y sonreír con pureza, que mi embriagas al soñar e imaginar que estas a mi lado. Flor que vives en mis noches y mueres al salir el sol. Flor eterna, …