Dejemos volar

Oh amor mío, dejemos volar nuestra imaginación y cada uno de nuestros mas profundos sueños y veamos, a donde estos nos quieren guiar.

Escribamos juntos poesía en el viento, para que la prosa surque los cielos y caiga verso a verso junto con la suave brisa de verano.

Cantemos sentados en la arena, justo frente al mar, para que este se lleve nuestra voz a costas desconocidas y amanezca junto con el sol cada mañana.

Acariciemos la lluvia con todo nuestro ser, dejándonos estremecer por cada gota que caiga en nuestra piel; así al caer el agua a la tierra, esta haga crecer los frutos de nuestro corazón.

Sintamos juntos cada color que esta nuestro al rededor y pintemos en cada nube lo que nuestros labios nos hacen sentir y lo que pensamos en cada suspiro y respiro al vivir.

Saltemos de sueño en sueño, hasta llegar a la misma luna; construyamos un hogar donde la oscuridad es total y permitámosle a nuestras caricias que iluminen nuestra vida y cada rincón de ese lugar.

Oh amor mío, ven y dejemos volar nuestra imaginación. Viajemos de la mano, entre mundos y lugares llenos de fantasía y amor; para luego, al caer el sol, podamos soñar con el alma en la piel, y vivir con el corazón en las manos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)