¿Qué nos hace ser lo que somos?

¿Que nos hace ser lo que somos?

Será que somos consecuencia de lo que hacen los demás o somos el resultado de nosotros mismos. Acaso son nuestros sentimientos los que determinan quienes somos o lo que pensamos es el factor determinante en la realidad de lo que queremos ser ¿somos entonces lo que decidimos? 
Nuestras malas decisiones o esas que creemos que son lo bueno, esas que forman nuestras mascaras de hipocresía y mutan a nuestro ser.
¿Somos los que aprendemos acaso?, o lo que decidimos poner en practica en cierto instante de nuestra efímera vida.

Tal vez sólo somos una ilusión de lo que realmente somos, 
quizás somos una vaga bruma de lo que tendríamos que ser o un triste títere de lo que otro quiere que seamos.


¿Que nos hace ser lo que somos? 

Ésta pregunta surge de lo más recóndito de mi ser, como si fuese una gota de lluvia que busca el suelo con tanta desesperación, y que cuando exteriorizo esta incógnita, no lo hago viendo una etiqueta o el exterior del ser; esta pregunta es más profunda, es va allá de lo que evidentemente somos. 
Mi pregunta se redirecciona a esa persona que somos cuando nadie nos ve, cuando estamos solos y en compañía de nuestra conciencia.  
A ese que le tememos y que no mostramos a los demás por miedo de no ser aceptados o amados por lo que somos en realidad.
Ese ser que nadie ve y solo otros conocemos ¿A qué se debe?, ¿de dónde surge? y ¿por qué es como es?
¿Por qué reacciona como lo hace? Acaso siempre fue así o nunca lo ha sido. 

Si esto fuera una respuesta científica, diríamos que somos la consecuencia de diferentes actos, tanto externos como internos. Somos el resultado de ciertas aciones a lo largo de nuestra vida y estas dan como resultado lógico las emociones y actitudes que somos ahora. 

Si esto fuera una respuesta poética, le echaríamos la culpa al destino, a eso sucesos distópicos que no podemos controlar, que simplemente suceden porque así debe de ser. Nos sentiríamos griegos echándole la culpa a los dioses de todo lo que les pasa y nos acontece.

Si fuera una respuesta esperitual, podríamos decir que decidimos ser, ya sea porque estamos cosechando en nosotros lo que hemos sembrado en nosotros.


Pero creo que es mas que limitar en áreas esta respuesta, porque somos todo y cada una de estas respuestas y al mismo tiempo tampoco lo somos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

Sin respirar de repente (asma)