El Escritor

Estoy aquí escribiéndote una carta con letras de desesperación y angustia que dejan estelas de cenizas en su recorrido. Estoy aquí escribiendo en esta noche de insomnio, esta noche que te siento tan lejos. Oh tú, por qué juegas de esa forma conmigo, oh aliento de vida que tienes contra mi. Cuando no llegas a mi alma el temor se apodera de mi mente, cuando no llegas hasta el corazón, el dolor es inminente; el sufrimiento se vuelve excesivo, el frío va recorriendo cada minúscula parte de mi cuerpo, tratando de encontrar una gota de esperanza para destruirla por completo. 
Aire vital, respiro del Creador, que haces que mi vida tengan sentido, que haces que cada segundo tenga una razón de ser; pero, cuando te apartas, cuando me dejas, todo se pierde, se extravían mi camino y mi ubicación junto con la lógica. La luz desaparece y me abraza la oscuridad. La fuerza de luchar cae en picada, y lo único que tengo en mente es mi pobre fortuna.
Espíritu que vagas por la tierra dando oxígeno al mundo, cuando estas conmigo me recuerdas lo importante que es vivir y amar, poder decir y demostrar lo que siente mi corazón por las personas que viven en lo mas profundo de mis recuerdos, en mis sueños y en mi corazón mismo; pero insistes en recordarme también que sin ti en un instante la vida puede huir y escaparse de mis manos sin poder hacer todo esto.
Oh Suspiro y respiro que me llenan de magia y de color, que hacen que sonría al encontrarme en el mismo camino que ustedes viajan, pero al estar lejos de ustedes mi vida es un completo suplicio.
Aliento inmortal, dentro de un ser efímero, por qué… solo dime por qué creo que en ocasiones te olvidas de mi o es a caso que simplemente no me quieres visitar. 
Aliento de vida, no te alejes esta noche de mi, te lo imploro y suplico ante tus pies; por favor no sueltes mi mano en esta noche, no me abandones; si he hecho algo para que tú me trates de esa forma dímelo y pediré perdón, con cada palabra en mi vida y con cada acción que haga en ella… pero no te olvides de mi esta noche… que aun tengo mucho que escribir.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)