Donde me encuentro

Aquí estoy, entre el límite de la locura y la lucidez, a un paso de caer en el abismo de la pasión. Entre la frontera de lo que es real y un sueño, a un segundo de volar al lado oscuro de la luna. Entre esa delgada línea del romance y la agonía de una ausencia, a unos cuantos centímetros de encontrarme a mi mismo. Entre esa duda de si tengo el alma sucia o está es la representación de la bondad, a unas cuantas palabras de escribir lo que anhela mi alma en verdad; entre el olvido y la eternidad.

Si, aquí es donde me encuentro, aquí donde todo puede llegar a ser o morir antes que suceda. Donde puedo llorar o reír de dolor, suspirar o estremecerme en un parpadeo de amor. Donde puedo tocar con mis manos las estrellas o encallar en un planeta, escribir un poema lleno de luz o un relato digno de Edgar Allan Poe. Donde todo termina y vuelve a nacer de nuevo, o cada inicio solo es el final de si mismo. Donde las lagrimas y las sonrisas son reales, y no solo un simple cuento; aquí donde convergen las surrealidades y las utopías , junto con lo que mis ojos pueden ver. 

Aquí es donde me encuentro, en mi Nunca Jamas, en mi Pais de las Maravillas. Aquí es donde mi inspiro, y aquí, es donde mis versos cobran vida y yo, en cada uno de ellos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)