Dulces y súbitos

Dulces y súbitos recuerdos que alimentan mi corazón, que arrebatan mi sueño y me hacen creer en el amor; pero que presurosos, en medio del silencio hacen que mi ideal y mis sentimientos surquen el camino de la perdición, y que viajen de la mano del dolor y la desdicha.
Y así como llegaron se fugan de mi, acompañados de lagrimas silenciosas y palabras que nunca verán la luz del sol; dejando este vacío lleno de dolor y esta realidad que suele ser tan fría y llena de dulces y súbitos recuerdos que alimentan y aniquilan mi corazón.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)