La Hija del Viento


Hace mucho tiempo atrás, existía un muchacho, un simple agricultor, hijo de un agricultor y nieto de un agricultor; pero, él era diferente, él tenia el don de la música. Con sus propias manos construyo una especia de flauta de bambú, que el mismo tocaba y lo hacia muy bien. Las personas que lo escuchaban tenían la seguridad que los dioses le habían regalado ese don y que ellos mismo se deleitaban al escucharlo. 

Un día común y cualquiera, en medios de sus cultivos, decidió tocar una de las melodías que a él le gustaba tanto. Pero lo que el joven no sabia, es que eso que decían las personas no era del todo falso, pues en un hermoso ser, la hija del viento, se tomaba el tiempo cada día, desde su palacio en el cielo, para escuchar y verle tocar. Era tal la emoción por escuchar a este simple mortal que esperaba impacientemente el momento en que él decidiera tomar su descanso y tocar su flauta de bambú. Ella se deleitaba con sus bellas melodías, al punto que se fue enamorando del joven agricultor. Un día, ella decidió bajar a escondidas de su padre y mostrarse ante él, y así poder verlo y escuchar de cerca esas melodías.

Ella llego como una ráfaga de viento acompañada de pétalos de sakura ante él, al tomar su forma corpórea, ella se presenta: "soy la hija del Viento y me gustaría que tocaras para mi"— El joven queda impactado con todo lo que acontece, no puede creer lo que esta frente a él. Con cara de asombro él de dice: "tu eres el sueño mas bello y real que he tenido"— ella le responde con una sonrisa y le dice que no es así, que todo era real, y que por favor le conceda el privilegio de escuchar una de su melodías; al terminar de decir esto, ella se sienta con delicadeza y se prepara a escuchar. El joven, aun sin creer lo que ve, le agrada la actitud del hermoso ser, sonríe y comienza a tocar su flauta de bambú.

Así pasaron los días, las semanas, y los meses, y ellos se siguieron encontrando en secreto en ese mismo lugar. Con el tiempo, ya no solo era para que él tocara, sino también para conversar; así creció la amistad entre ellos. Pero, así como en ella, había un sentimiento mas profundo por el joven agricultor, él también comenzó a enamorarse perdidamente en secreto de ella, pero guardo cada sentimiento dentro de él por ser la hija de Viento, ya que a los seres superiores no les era permitido relacionare directamente con los mortales. 

Un día el Viento se entero de lo que su hija estaba haciendo a sus espaldas y eso lo hizo enojar de gran manera, pero lo que mas lo enfureció fue que ella sentía amor para con el joven mortal. El Viento mando a encerrar a su hija a su cuarto y pidió que por nada del mundo fuera a salir en su ausencia.

El Viento, tomo la forma de su hija y se presento ante el joven. Él quería saber que tanto el mortal quería a su hija. El joven al ver la llegada de la responsable se sus suspiros, sonrío como solo el amor verdadero puede hacerlo. Eso enfureció al Viento, al punto que el enojo y la furia lo segó por completo, en medio de ese arrebato le quito de las manos el instrumento de bambú, lo partió en dos, ahí frente al joven, y luego con una de las dos partes del instrumento de bambú atravesó el corazón enamorado del mortal agricultor.

El Viento, al ver lo que hizo, regresa a su palacio, con las dos partes de la flauta y una de ellas bañada en sangre. Su hija al escuchar que él ya estaba en el palacio, sale inmediatamente de su cuarto, corre hasta el salón real y al ver lo que el había hecho, sin que su padre se percate de su presencia, escapa para encontrarse con el joven. 

Ella baja rápidamente a la tierra y comienza a gritar el nombre del joven agricultor… pero, lo que encuentra es el cuerpo inerte y sin vida del pobre joven. Ella al verlo ahí, bañado en sangre rompe en llanto, toma su mano y le dice al oído: "siempre te ame en secreto y desde el primer día en que te escuche"— Al terminar de decir esto, ella lo besa. Al terminar ese beso de despedida, se pone en pie y nueve sus manos enfurecida, una ráfaga de viento acompañadas con pétalos de sakura levantan el cuerpo del joven junto con ella. Los dos llegan al palacio, ella esta enfurecida a tal punto que destruye la puerta principal, ella entra flotando en el viento junto con el cuerpo de su amado. Su padre la ve, y le grita: —"¿¡cómo osas traer el cuerpo de un mortal a este lugar sagrado"!?— ella no responde palabra alguna, y con el movimiento de su mano derecha hace traer el pedazo del instrumento de bambú que esta bañando en sangre, lo toma con ambas manos y grita de furia… el cielo se torna obscuro, y en un movimiento inesperado, ella abandona su inmortalidad y se lo clava en su pecho esa pieza de la flauta. El cuerpo de los enamorados caen en pleno palacio, el silencio es absoluto y solo en grito del padre rompe con el. Al llegar a los cuerpos sin vida el se da cuenta cuanta de lo que sus celos e ira habían causado.

El Viento, mando a construir un pequeño lugar en su memoria y los dos fueron enterados juntos en el templo del cielo. Desde entonces, cuando estamos caminando de la mano con la persona que amamos, el viento parece estar vivo a nuestro alrededor, casi podemos sentir como acaricia nuestra piel a su paso y podemos escuchar el sonido que este emite, casi como si fuera una sinfonía de amor.

Licencia de Creative Commons
"La Hija del Viento" by Jorge Mario Aldana (jorgema) is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en jorgema.
Permissions beyond the scope of this license may be available at jorgemadesign@gmail.com.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)