Visítame esta noche

Ven y visítame esta noche dulce ángel,
tómame entre tus brazos y roba de mi cada suspiro,
quítame el aliento con cada beso
y rodéame con tus tersas alas de ilusión
hasta que duerma entre tu pecho y corazón.

Provoca en mi una hermosa fantasía
envuelta es sueños de amor,
sumérgete en mi alma y construye en mi
recuerdos perfectos con cada caricia de tus manos y mi piel.

Encuéntrate conmigo en este frío lecho de ternura
y toquemos juntos la luna,
hasta que el sol emerja por el horizonte.
Y entonces, tú mi bello ángel,
partas de nuevo a ese lugar donde duermes
mientras el sol se posa sobre el cielo
y la luna oculta su rostro;
y yo, espero con añoro tu regreso a mi;
porque es donde perteneces, entre mis brazos y mis besos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)