El centro de nuestro universo

Ven acompáñame esta noche, a ese lugar donde la piel del sol es tan cálida, como un abrazo lleno de ternura; y el rostro de la luna siempre está sonriendo.
Donde el viento siempre es una caricia sutil, provocada por un suspiro de amor, y la lluvia es la compañía perfecta en un caminar por el campo.
Ven, y fuguémonos a ese lugar, donde las estrellas serán nuestras cómplices, y cada sonrisa dará inicio al crepúsculo de un nuevo día. Ahí donde tú y yo, somos y seremos el centro de nuestro universo de amor.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)