Antes de ti

Antes de ti, las lagrimas solo eran una ilusión en mi mente, algo que creía como un mito en mi; a lo sumo solo emergían un par de ellas por enojo o frustración. Luego te conocí, y fue como encontrarme con esa humanidad que no tenía, como darme cuenta que también era un ser humano y no solo un ser ajeno a este mundo.

Por ti conocí las lagrimas de amor y alegría, esas que aún sonriendo brotan desde el alma; también esas que no tienen razón aparente, pero que dicen lo que existe en lo profundo del corazón. Esas que brotan en el momento oportuno, ese de profunda y genuina tristeza, y que se sienten como si desgarran el alma, en todo su recorrido hasta tocar el suelo.


En definitiva, tú me cambiaste, me hiciste mas humano con todo ese amor que me diste; pero ahora que no estas, ya no quiero ser así, pues ahora conocí las lagrimas que produce un corazón roto y ajeno a ti. Y solo quiero ser quien antes fui, ese que era antes de ti.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)