Describirla

Describirla, sería como describir el aire que entra en el cuerpo para dar vida, sería como describir la sensación que provoca ver un amanecer en el momento exacto, sería como describir una sinfonía que estremece hasta el alma cuando la escuchas por primera vez, sería como describir la esencia del arte mismo; describirla sería como redactar un poema que desafía la realidad y define la perfección de un ser completamente hermoso y lleno de luz.

Describir como mis ojos le ven y como mi corazón la percibe, sería describir el cielo, un lugar mas allá de la divinidad o ese lugar utópico entre la realidad y los sueños; sería describir el amor y la pasión en todo su esplendor, sería describir lo inimaginable o aquello que aún no se conoce. Y entonces al terminar, suspirar y sonreír, pues todo lo dicho o escrito para describirla, aún no sería suficiente, pues ella, lo es todo.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)