Inmensa necesidad

Noche fugaz, oscuridad total.
Hoy, en este instante y en este lugar,
un solo anhelo, un solo deseo existe en mi vida mortal,
y es poder estar entre tus brazos y sentir respirar.
Pues en esta lejanía y ausencia de tu ser,
mi alma se consume y se marchita mi piel;
y así, sin poder evitar o querer detener,
mi corazón te reclama y mis labios necesitan de tu miel.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)