Con un solo corazón

Tú. Tú y tu mirada que tocó mi alma, tú y tu voz que capturó mi corazón; son eso que tanto me hacía falta, para darme cuenta que pertenecía a un ser que se pronuncia en plural, pero que vive con un solo corazón.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)