Ojos de luna

Hoy, hoy me di cuanta que lo que me enamoró de ti, lo que detono en mi este loco y concreto amor, fue verte a los ojos. Verte y darme cuenta de inmediato que no me perdía en ellos, sino que me encontré en la profundidad de tus pupilas; allí, en tus ojos de luna.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)