Miradas

Miradas que vitales como el aire,
son también fuego abrasador;
que nos convierten en cenizas,
entre parpadeos y un resplandor.
Pues los ojos de dicho ser,
son eso,
cielo e infierno a la vez.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)