Infinitos Efímeros (a espada de Damocles)

Infinitos que se escurren entre las manos y se convierten en segundos mortales, dandole paso a la desesperación y la desolación de la vida fugaz. Estremeciendo cada partícula que agoniza en este cuerpo formado del polvo y de esta esencia vital que fue conformada de un soplo de vida. Infinitos con sabor a lo que fue y nunca será, que son los precursores de los "nuncas" y los "hubieras". Sombras que atormentan nuestro presente, alterando nuestro porvenir. Infinitos inestables que nos hacen sentir a espada de Damocles, anunciando un peligro inminente a nuestro presente continuo, recordándonos lo inconstante y veleidoso que puede ser la felicidad… si, aquí estoy en medio de este tormentoso infinito, discutiendo conmigo mismo de la fluidez del mismo, de sus caprichos y de sus ingenuidades que hacen de mi destino una veleta sin sentido. Heme aquí, preso y esclavo de este infinito que se me hace agobiante dentro de mis pensamientos recurrentes; pero que al final de todo, este infinito se terminará en menos de un segundo, abriendo paso a otro que será lo que este fue o quiso ser.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)