El llanto de un poeta

Cuando llora un poeta, de sus ojos no salen lagrimas. De ellos desbordan letras que desahogan un alma aturdida y un corazón adolorido por la tragedia del destino.
Porque del llanto triste de un poeta, siempre se manifestará la belleza del dolor; convirtiéndose en la prosa y en los versos, que darán vida aún ser en agonía y aún poeta muerto en vida.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)