Mi único deseo

El único deseo que se mantiene latente en mi, cada madrugada, cada amanecer y cada noche de mi existencia; es que mis brazos rodeen tu cuerpo, así como mi alma ya rodea tu corazón.
Lo único que anhelo en cada momento de mi vida, es que mis labios te roben un beso, así como tu has capturado mis versos y mi imaginación.
Lo único que quiero tras cada suspiro que emerge desde el alma, es poder sentir tu piel rozando la mía, así como te siento de real en cada uno de mis sueños mas sublimes. 
Porque mi único deseo, mi único anhelo, lo único que quiero es que estés aquí, y no ahí donde te encuentras.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)