Tú mi estrella y yo, tu luna por siempre

Un saludo, un inicio, una puerta que se abre y que deja salir todos los sentimientos por ti. Eso, eso es lo que haré mientras escribo, y mientras tu lees esta carta de amor. No quiero reprimir nada, no quiero guardarme nada, y si por alguna razón, no logro decirlo todo, es porque no todo lo que quiero decirte, se dice con palabras; porque también mis labios quieren decir algunas cosas en medio de nuestros silencios y pausas románticas.

Hoy la puerta de mi corazón, se abre ante ti, de una forma que es casi divina. Te quiero, te quiero y lo único que deseo es que entiendas que no me importa esta distancia entre nosotros, no me importa que el mundo entero este confabulando en contra de lo que sentimos y vivimos en nuestra alma y corazón. Porque la distancia, la lejanía y la ausencia que este destino esta colocando frente a nuestras vidas, no se compara con este amor que siento por ti; y se, con cada fibra de mi ser, que tu amor hacia mi, es igual de inmenso e inimaginable.

Amor, amor mío. Tú eres el ser mas exquisito sobre la fas de la tierra, y créeme, lo digo en todos los sentidos; porque cada parte de mi cuerpo, cada espacio en mi mente, y cada lugar en mi alma, se deleita de ti. Puedo perderme en tu mirada y trascender cada vez que escucho tu voz, así como puedo convertirme en el fuego de una hoguera al solo tocar tu piel. Puedo soñarte aun despierto y pensarte perpetuamente en mis sueños; suspiro con solo saber que caminas hacia mi, aún si mis ojos no te han visto.

Nunca creí que podía existir una persona con la cual quisiera pasar el resto de mi vida, y ahora no puedo verme sin ti ni un instante de mi existencia. No hay otro rostro que quiera ver antes de dormir y mucho menos al despertar por las mañanas. Eres tú quien se materializa en mis sueños mas dulces de un futuro lleno de amor y de un hogar. No amor, no quiero ni puedo tener en mente a alguien que no seas tú en mi.

Por favor, no tengas miedo a perderme, porque primero perdería mi alma a perderte a ti. Lo se, créeme que lo se. Se que es un miedo razonable, es un temor humano, que solo se siente cuando amas mucho a alguien; pero aquí estoy, y aquí estaré junto a tu corazón por lo que me quede de vida sobre esta existencia fugas.

Eres mi ternura, eres quien le ha traído felicidad a mis días y perfección a mis noches. Son la persona mas afortunada del mundo, por solo estar junto a ti, y no digamos la dicha que siento por que me ames así de bonito, de esa forma tan sensible y genuina. Me amas de una forma tan especial, que solo estar en la misma cama, sin hacer nada mas que viéndonos nuestras almas, eso es mi cielo, es mi vida, es mi perfección.

Todo contigo es perfecto. No puedo no sonreír y suspirar, cuando nuestras manos se unen y se entrelazan nuestros dedos. Simplemente es perfecto como encajan y se pertenecen tan bien. Como nuestros cuerpos al abrazarse se sienten tan seguros, por estar donde pertenecen y tienen que estar. Ay amor mío, se con certeza que tu y yo, nacimos para inventar el amor y hacerlo como deseen nuestros corazones. Te amo, y siempre te amaré.

Tú mi estrella y yo, tu luna por siempre.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)