Estoy dispuesto

Yo, estoy dispuesto a dormir a tu lado el resto de mi vida, a cobijarte entre mis brazos y cuidar de tus sueños.
Estoy dispuesto a dormir junto a ti mientras nuestros cuerpos se abrazan y nuestros corazones se hacen uno.
Estoy dispuesto a besar tu alma hasta que el sol vuelva a nacer, a guardar silencio mientras te veo dormir junto a mi, a ser tuyo en cuerpo y alma mientras la oscuridad de nuestra habitación nos acompaña y seguir amándote aún más, cuando el amaneces haga acto de presencia.
Estoy dispuesto a besarte y susurrarte al oído y decirte con un dulce «TE AMO», que un nuevo día ha iniciado.
Yo, estoy dispuesto a amarte, amarte de verdad, cada día de mi vida, tras cada respiro y tras cada paso que de en esta existencia, y así, por el resto de mi vida junto a ti.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)