Léeme

Léeme, y observa a través de mis palabras quien soy y quien quiero ser.
Léeme, y mira por ti misma que cada palabra escrita sobre este pedazo de papel, es solo el reflejo de eso que me haces sentir y querer.
Léeme, y ve mas allá de mis letras. Percibe cada sentimiento que escribo a causa tuya, siente esa euforia que se desata con solo pensar en ti.
Por favor, léeme, y descubre que entre cada palabra se esconde tu nombre, tu rostro y esas ganas insaciables de besarte y tenerte entre mis brazos.
Léeme. Solo léeme una vez mas y entonces entenderás que ya estoy a merced de ti; pues sin pensar y sin provocar, esto que siento por ti ya tiene vida propia dentro de mi alma y mi ser.
Léeme, dulce y hermosa mujer de luna, y ve entre letras y versos, que me estoy volviendo «tuyo» y que deseo que seamos «nuestros».
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)