Aferrándome

Aquí estoy, viendo al techo, pendiente del tiempo y contando los respiros. Ausente entre momentos, y más real entre parpadeos. Aferrándome aún suspiro que crece y se alimenta de un recuerdo; uno que lleva tu nombre y el escalofrío de tus besos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)