Teatral y circense

Actos subversivos llenos de inimaginables y súbitas emociones, que traen consigo intrincadas situaciones e inesperados actos de comedia; donde el drama se respira por la piel, el miedo se presiente y el romance se construye tras cada cierre de telón.
Porque así es la vida de teatral y circense, pues en medio del caos y el colapso de cientos de posibilidades, el desenlace esta a solo dos actos del presente; con un final que se escribe constantemente, luego de un respiro y el parpadeo de un sueño.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)