Huelga de palabras

Hoy, en este día de San Valentin, pondré en huelga mis palabras, mis versos, mis poemas y mis sonetos; guardaré luto y lloraré en silencio por todos aquellos que han brutalizado la palabra "AMOR", por todos aquellos que han desperdiciado un "TE QUIERO" solo por miedo a la soledad y al que dirán.

Hoy dedicaré mi día a leer a esos poetas y a esos pensadores, que con su letras relataban lo que en una época realmente fue el amor. Porque prefiero dedicar mi tiempo a recordar esos días donde decir "TE AMO" aún era un compromiso que caminaba de la mano de "LA VERDAD", "EL RESPETO" y el "HONOR", y donde los enamorados realmente entregaban el corazón, el alma y sus vidas, y no solo sus cuerpos por unas horas de pasión.

Hoy no escribiré nada acerca del amor. No quiero ser parte de la venta y compra de un día, de un sentimiento, de una palabra, de una emoción, que realmente se ha prostituido al mejor postor.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)