Hoy

Siempre escuchamos decir: "es que ya no existe gente buena en este mundo", "nadie hace nada en este mundo sin esperar nada a cambio"… yo quiero desmentir eso. 

Hoy, personas anónimas, personas que no tendrán una medalla o un reconocimiento publico, me ayudaron, me cuidaron y protegieron; y lo hicieron como si fuera su hermano, esposo, hijo o un buen amigo. No recuerdo sus rostros, pero, cierro mis ojos y escucho sus voces, escucho sus oraciones… y se, que hicieron todo lo necesario para que estuviera aun en este mundo. 

Quisiera recordar su rostros, y estrechar sus manos, darles un fuerte abrazo y decirles gracias, pero lo único que puedo hacer hoy es escribir unas cuantas palabras exclamando INFINITAS GRACIAS, a esos ángeles que el Creador mando a mi auxilio.

Por eso, nadie tiene el derecho de generalizar el comportamiento humano, porque aun hay personas de buen corazón y mi propia vida es prueba fehaciente de ello.

Y con dolor en todo mi cuerpo y con una sola mano buena para escribir en este momento, solo me resta decir… a quien sostuvo mi mano, a quien oro y levanto una plegaria, a quien me auxilio, a quien me cuido, a quien se preocupo de mi sin saber quien era … GRACIAS, MUCHAS GRACIAS. 
1 comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)