El vals de un romance

Corazones que bailan al compás de una esencia de romance puro, que con delicadeza se fusionan con el frenesí del amor pasional y eufórico, de dos almas locamente enamoradas. Un baile que puede durar toda una vida en menos de un segundo, y aún no ser suficiente para saciar las ganas insoportables de estar juntos. Un vals que se sumerge en la piel y toca hasta el alma, llenando de dulzura y amor cada caricia sutil y precisa, que se dan los corazones al tomarse entre brazos y bailar con ternura. Un baile que cura y es la respuesta de todo. Un vals de un romance, un baile de dos corazones enamorados, de dos almas que nacieron para bailar juntos eternamente.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)