Tú y yo, y el mundo de los sueños

Ven y duerme junto a mi.
Y ahí, abrazados con ternura,
exploremos juntos el mundo de los sueños;
hasta que el crepúsculo de un nuevo día
llegue a nuestra habitación,
y con su dulce delicadeza nos despierte,
para comenzar una nueva historia de amor. 
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)