El último fragmento de corazón

Sentada a la orilla de su cama, abrazando fuertemente un almohadón ya viejo, cubierto por lagrimas y sueños rotos, se encuentra Ella, una chica con hambre de libros y sueños de poeta; y mientras la humedad y el frío de esa noche apunto de terminar se convertían en el único abrigo de su piel, Ella sujeta ese almohadón como si se tratara de su propio corazón.

Alzando su mano derecha, toma una extensión de su alma, un cuaderno de notas forrado de cuero rojo; dentro de él, se encuentran plasmadas letras confusas y sueños gitanos, versos dulces y palabras con sangre. Ahí, en ese pedazo de universo literario, se encuentra su vida, su muerte y cada palabra que como el fénix, ha logrado hacer renacer su alma. 

Pero esa noche, Ella solo esta siendo atormentada por una sola pregunta, una pregunta que la lleva a llorar en silencio y a tatuar letras en su cuaderno rojo:


— "¿Qué sucede cuando el último fragmento de corazón se rompe? 
¿Acaso se destruye nuestra alma, perdemos nuestra humanidad, o simplemente, dejamos de vivir?
¿Es acaso que todo se vuelve gris, el infierno se convierte en nuestro mejor y más frecuente sueño, o solo dejamos de sentir?
Realmente no lo sé, pero sé que estoy a unos cuantos pasos de averiguarlo." —

Un suspiro le roba el aliento, se acurruca lentamente en su lecho, y mientras su cuerpo cae preso de Morfeo, su alma llora, y sus labios callan. 
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El efecto que causas en mi

¿Qué nos hace ser lo que somos?

Sin respirar de repente (asma)